Mejor.guru

Hace algo más de un año, motivado por mis propias dudas de acentuación, decidí hacer un website para solucionar estas dudas de forma programática. Algún día publicaré algunos detalles más sobre LlevaTilde.es, el pet project que más audiencia ha conseguido de todos los que se me han ocurrido hacer.

Hoy, junto con Thomas Weber, un antiguo rockero en esto de Internet que conocí ya hace muchos años, hemos lanzado mejor.guru, que trata de ayudar de forma exhaustiva en las decisiones de compra. Ha pasado más de un año entre un proyecto y otro, espero que no pase tanto tiempo hasta el siguiente, que está ya en ciernes.

Este proyecto ha sido el primero en mucho tiempo en el que he colaborado con alguien más. Siempre he pensado que sólo conviene asociarse cuando las dos partes tienen algo fundamental que aportar. En este caso, Thomas aporta mucho conocimiento y experiencia acerca de los contenidos en Internet, y yo aporto la parte tecnológica. ¡Veremos cómo evoluciona nuestra creación!

Libros leídos en 2016

Nunca había llevado la cuenta de los libros que había leído en un año. El año pasado, gracias al grato descubrimiento del servicio que ofrece Goodreads.com, no sólo he llevado la cuenta, también he compartido mis lecturas y he anotado futuros libros que espero devorar en 2017. Lo que es casi seguro es que nunca había leído tantos en un año (31) y he tenido la suerte de disfrutar mucho un alto porcentaje ellos, por lo que me he animado a comentarlos y ordenarlos. Por orden cronológico:

#1) El Salón Dorado, de José Luis Corral

El viaje de un chico eslavo que es secuestrado y trasladado a Bizancio. Su escasa pero valiosa educación le hace ser vendido y utilizado como esclavo culto y acceder como testigo a bibliotecas, grandes avances de la ciencia de la época (con gran oposición eclesiástica) y personajes históricos. Es vendido y traspasado de dueños y durante su gran periplo coincide en el tiempo y espacio con El Cid Campeador, personaje que anoto para profundizar en su historia. La mezcla de religiones, ciencia, culturas y viajes dan a esta novela, la primera del autor, una riqueza histórica destacable. Tengo que agradecer a mi peluquero que me prestase y recomendase el libro.

#2) Vale la pena luchar, de Marcos Ana

Escrito por el preso político que más tiempo estuvo cautivo en España durante la dictadura franquista (23 años). Falleció el año pasado, a los 96 años (escribió este libro con 93). La visión de alguien con tanta experiencia vital, tanto por longeva como por intensa, da una perspectiva distinta a los problemas que nos acucian hoy en día. Llegué a este libro un poco de rebote y por casualidad, pero descubrí en él un relato limpio, honesto y humilde de alguien al que le queda poco que demostrar y mucho por transmitir. Su auténtico nombre no es Marcos Ana, algo que queda desvelado en el libro y da una idea de la sensibilidad y carácter del personaje.

#3) El cártel, de Don Winslow

Este libro fue un regalo de Navidad por lo que entró pronto en la lista de lectura. El autor tuvo gran éxito con un libro del estilo titulado El poder del perro, que fue superventas. Esta novela es la segunda parte de la serie. La escritura es directa, sin tapujos, lo que hace que la trama, que transcurre alrededor de un cártel de drogas en México, se presente cruda, impactante y lo más tenebroso: real. El personaje principal bien podría ser El Chapo Guzmán y los hechos totalmente verídicos. En cuanto a violencia se refiere, la serie Narcos parece un cuento infantil comparada con este libro.

#4) El adversario, de Emmanuel Carrère

Ya me había leído otra obra del autor, De vidas ajenas, que me había dejado muy buen sabor de boca. En esta ocasión, la acción se centra en otra historia real, muy bien documentada, de estos monstruos que a veces crea la sociedad en la que vivimos. Personajes muy bien definidos y una historia trágica con dilema moral incluido. No cuento más porque destriparía la historia. Un libro que merece la pena.

#5) Hombres buenos, de Arturo Pérez-Reverte

También prestado, pero esta vez no recomendado, por mi peluquero. Así nos pasa, que empezamos a departir, tijeretazo va, tijeretazo viene y acabo casi rapado en muchas ocasiones. Efectos colaterales de conversaciones enconadas. Y es que Pérez-Reverte levanta los ánimos muchas veces en su contra, como el caso del dueño del libro. Petulancias y bravuconadas aparte, sus novelas me suelen gustar bastante, y éste también fue el caso. El autor te traslada a la España del siglo XVIII, un viaje a París para adquirir L’Encyclopédie, de Diderot, para la Real Academia de la Lengua. Muchos contrastes entre la sociedad ilustrada francesa y la negación de las luces por los poderes estamentales españoles. Aventuras y, en definitiva, un libro entretenido a lo Reverte.

#6) Los asesinos del emperador, de Santiago Posteguillo

Después de leer la primera trilogía dedicada a Publio Cornelio Escipión, El Africano, el año pasado, necesitaba un poco de tiempo para encarar la segunda trilogía de este autor, dedicada a Marco Ulpio Trajano, el primer emperador no nacido en Roma, concretamente en Hispania. Este libro empieza con una prolepsis de campeonato. Utiliza este recurso literario, que anticipa un hecho para desarrollarlo después, de una forma parecida a como la hace Gabriel García Márquez en Crónica de una muerte anunciada. Para mí uno de los mejores volúmenes de las dos trilogías. Contiene hechos históricos que parecen ficción pero no lo son. Una obra documentadísima y trepidante, no puedo dejar de recomendar esta trilogía (y la anterior) para entender el funcionamiento de Roma y el mundo que se vivía en aquella época, del que descendemos.

#7) Trafalgar, de Benito Pérez Galdós

Uno de los descubrimientos del año. Reconozco que no había leído nada de este mítico autor, merecedor del Premio Nobel mucho más que Dylan, que por unas cosas y otras no ganó. Primero de la serie Episodios Nacionales, narra posiblemente el desastre naval más catastrófico de la flota española frente a los ingleses, comandados por el Almirante Nelson. La sociedad española de la época está retratada con tintes humorísticos, lo que da un contraste si cabe más trágico al acontecimiento. Un clásico que se lee muy fácilmente, con una narrativa muy fresca, que lo ha convertido en otro de los favoritos del año. También muy muy recomendable. Después de leerlo no caminarás por Trafalgar Square de la misma manera.

#8) Los hombres que no amaban a las mujeres, de Stieg Larsson

Bestseller de la literatura sueca que tenía pendiente hace mucho. Tuvo que morir el autor, publicarse una novela póstuma controvertida y algunas cosa más para que me diera por leerlo, y no defraudó. Quizá el personaje de Lisbeth Salander, le geek que no cumple ningún canon social, es el más rompedor e inquietante de la novela. Encaja perfectamente con Mikael Blomkvist, otro personaje atípico. Ambos le dan ritmo a la novela a la vez que un toque subversivo, rompe moldes y contrasta con unos personajes más clásicos. Sin duda, caerán más capítulos de la saga, ya en cola en Goodreads.

#9) La reina del sur, de Arturo Pérez-Reverte

Otro libro que tenía ganas de leer y segundo libro de narcos del año, después de El cártel. La novela gira en torno a la novia de un narco de segunda fila. Tiene que huir, buscarse la vida y sacar el carácter, que la espolea a luchar con narcos poderosos. Siendo mujer en este entorno el juego de lealtades, el temple y la sangre fría juegan un papel fundamental. El hecho de estar ambientada en la costa sur española y jugar con hechos que pueden ser verosímiles, dan un extra de tensión a la novela. No me pareció tan dura como El cártel, pero sí más inquietante y aventurera. Otra obra indispensable de Reverte.

#10) De qué hablo cuando hablo de correr, de Haruki Murakami

Como corredor amateur tenía grandes expectativas de este libro. Esperaba confraternizar, compartir experiencias y sensaciones con el autor. Fue así, en parte, pero de forma realmente fría. Correr puede ser muy edificante, emocionante y convertirse en un motivo de superación personal. El libro transmite estas ideas de forma muy plana, casi apática. No lo disfruté como esperaba. Tengo otro libro en cola de Murakami del que tengo grandes referencias, Tokio blues, norwegian wood, y reconozco que esta experiencia me ha echado para atrás su lectura.

#11) Fútbol, de Johan Cruyff

Dado que soy aficionado al fútbol, me apetecía leer algo de historia y técnica de este deporte. Para tener algo con lo que rebatir a mis amigos mientras vemos un partido, como si la lógica tuviese algo que ver en esas batallas dialécticas. No encontré ni lo uno ni lo otro en este libro. Aburridísimamente simple y escrito sin ningún tipo de gracia. Afortunadamente recordaremos a Johan por otras cosas que no son sus dotes para la escritura. El peor libro del año.

#12) Ghost in the wires, Kevin Mitnick

Decidí leerme este libro en su edición original en lengua inglesa y creo que fue un acierto. En esta autobiografía, el autor cuenta su vida como hacker, de los primeros que fueron juzgados en Estados Unidos. Llama la atención que, a pesar de estar muy dotado para la informática y los sistemas, Kevin consigue casi todo echándole morro con ingeniería social. Trucos que impresionan por lo sencillo, utilizando la confianza de la gente, su buena fe. En muchas ocasiones, la forma de conseguir una contraseña fue llamar y preguntar por ella (con algo de elaboración). Un libro que se disfruta trabajando en el sector de Internet, pero que sorprendería también a personas ajenas al mundillo.

#13) Circo máximo, de Santiago Posteguillo

El segundo libro de la trilogía de Trajano. Una vez más, historias increíles de la conquista de Dacia, la construcción del puente de Trajano y la vida en Roma, donde las aúrigas y los gladiadores eran héroes para la plebe. Esta última parte, la que se refiere a la vida de las carreras de cuádrigas, se me hizo un poco larga. Aun así, otro volumen de gran nivel, gran detalle y documentación histórica e historias vibrantes basadas en hechos reales que superan la ficción.

#14) Relatos de lo inesperado, de Roald Dahl

Libro que me regalaron y ¡qué regalo! Colección de relatos de este imaginativo, autor que tiene ocurrencias inverosímiles sobre las que giran acontecimientos rocambolescos. Disfruté mucho de estos relatos, son idas de olla convertidas en cuentos divertidísimos. Mientras leía el libro pensaba que son ocurrencias que quizá casi todo el mundo tiene, pero que sólo Roald Dahl es capaz de plasmar y adornar de forma, como el título indica, inesperada. Éstos y otros relatos inspiraron a Hitchcock, Tarantino y otros cineastas.

#15) Mientras agonizo, de William Faulker

De una gran calidad literaria, sin duda, este libro me decepcionó un poco. Utiliza el recurso de contar la historia desde varias voces narrativas, lo cual da riqueza a la narración. Sin embargo, exige mucha atención para interpretar detalles, descubrir datos que están sobreentendidos en el texto y ponerse en situación de cada uno de los personajes. Quizá la azarosa vida que llevamos y no tener tiempo siempre para leer con la concentración y calma que esta obra requiere, me hizo no saber o poder apreciarla en su justa medida.

#16) La corte de Carlos IV, de Benito Pérez Galdós

Segunda entrega de los Episodios Nacionales (son 46). Gabriel (el chico protagonista también de Trafalgar) llega a Madrid y sus peripecias le sitúan cerca de la Corte de Carlos IV, en una época dubitativa para la Corona Española. El hijo del monarca, Fernando VII, conspira para alzarse con el poder y Napoleón está al acecho, esperando el momento para aprovecharse de la situación. Está un escalón por debajo del primer Episodio, pero se mantiene la narrativa fresca y la lectura es amena.

#17) Profundidades, de Henning Mankell

No esperaba mucho de este libro, dado que la valoración en Goodreads es baja y me habían advertido que era un libro peculiar, nada que ver con otros escritos de Mankell. Me sorprendió positivamente, tanto que posiblemente sea mi libro favorito del año. La ambientación en el invierno de Suecia es sencillamente espectacular. Los pensamientos de una mente perturbada, terroríficos. Y los hechos, que recuerdan en cierto modo al modus operandi del protagonista de El adversario, hacen reflexionar sobre la naturaleza del ser humano , o de algunos seres humanos más concretamente, y sus relaciones en sociedad.

#18) El mundo según Garp, de John Irving

Del oscarizado autor norteamericano, la novela trata de una familia bastante peculiar, que lleva una vida nada acorde a los estándares estadounidenses. Desde su paso por Viena (donde también vivió Irving) a su regreso a EE.UU., donde encajan de forma abrupta. Tanto Garp, el protagonista, como su madre, son escritores, por lo que supongo que habrá tintes, si no autobiográficos (la historia es suficientemente singular como para no ser fruto de una invención), sí inspirados en vivencias propias. Lectura muy divertida, trepidante y muy bien narrada.

#19) Energy for future presidents, de Richard Muller

El asunto energético está en nuestras vidas, las principales guerras en los últimos años han sido provocadas por la dependencia energética del exterior. Todos los días hay noticias en prensa acerca de las renovables, todo el mundo añora un futuro con energías limpias. El cambio climático está causado por la necesidad de producción de energía y, por lo tanto, liberación de gases de efecto invernadero. En nuestras ciudades, crece la alarma por los efectos nocivos que provoca la respiración CO y otros gases producto de la combustión de hidrocarburos. Alguien (no recuerdo quién) recomendó este libro en Twitter y fue fácil recoger el guante. Quería estar al día en estos temas. Me gustó que el autor se cuestionase todo, desde la existencia del cambio climático (demostró que existe, utilizando técnicas que no habían usado otros científicos) hasta la posibilidad de un mundo abastecido por energía solar y baterías (de lo que se muestra más escéptico con la tecnología con la que contamos hoy en día). Considera los vehículos eléctricos una moda que fracasará, ¿qué pensará Elon Musk, el creador de los coches Tesla?

#20) La plata de Britania, de Lindsay Davis

Otro libro elegido por recomendación. Además, se ambientaba en la misma época que la trilogía de Trajano, de Santiago Posteguillo, durante la dinastía Flavia en Roma. Fue muy interesante contrastar la visión de los emperadores por dos autores completamente distintos. En muchas cosas, coincidentes. Es un libro fresco, con toques de humor. El personaje principal es un investigador un poco a lo Torrente que se busca la vida como informador en Roma. Casi por casualidad, se ve involucrado en una investigación que incluye hasta los propios emperadores romanos.

#21) Matilda, de Roald Dahl

Se me olvidó comentar en la reseña anterior que Roald Dahl es conocido por sus relatos y textos para niños. Matilda es un libro para niños preadolescentes que también gustará a los adultos, por lo menos a mí me gustó. Es fácil de leer, creo que me duró 48 horas, y será un libro que que regalaré a algún chaval en la edad de Matilda. No está exento de cierta dureza y crítica a la superficialidad operante hoy en día. También a la incomprensión de personas con talento, incómodas para los que esperan una vida plana sin complicaciones.

#22) La venganza es mía, S.A., de Roald Dahl

Está claro que me gustó Roald Dahl, ¿no? Tercer libro del año del autor. Otro libro de relatos, aunque esta vez tienen un hilo conductor. Dos buscavidas tratan de hacer fortuna de las formas más inverosímiles. No me parecieron tan brillantes como los Relatos de lo inesperado, pero igualmente extravagantes y originales.

#23) Fiebre y lanza, de Javier Marías

El primer capítulo de la saga Tu rostro mañana. Ha sido el primer libro que leo de Javier Marías y me va a costar leer el siguiente. Excesivamente reflexivo, abordando una y otra vez el mismo tema desde perspectivas muy parecidas, buscando matices que me resultaron irrelevantes por repetitivos. Por otro lado está bien escrito y contiene reflexiones verdaderamente interesantes. Pero interesantes la primera vez, a la cuarta vez se hace pesado. Si eres una persona a la que le gusta recrearse en los detalles, es posible que este libro te guste, y mucho. A mí se me hizo un poco aburrido.

#24) This is water, de David Foster Wallace

Realmente es un discurso corto (unas 8 páginas), que sin embargo tiene mucho contenido. Vivimos nuestra vida de forma egocéntrica por naturaleza, sin darnos mucha cuenta de lo que pasa alrededor. Este discurso reflexiona sobre este aspecto y lo beneficioso que sería, al menos, ser conscientes de ello. Si tienes una hora libre, te recomendo que busques el relato en internet y lo leas, merece la pena.

#25) La metamorfosis, de Franz Kafka

Estoy seguro de que leí este libro en mi adolescencia, pero sólo lo recordaba vagamente. Es una crítica social brutal, acerca de cómo nuestras relaciones, incluso con nuestros seres más queridos, se modifican en base a lo que nos aportan. Una obra para releer en el futuro y encontrar nuevas interpretaciones.

#26) Elon Musk: Inventing the future, de Ashlee Vance

Todo el mundo ha oído hablar de los coches Tesla, mucha gente sabe que detrás está Elon Musk. Pocos saben que nació el Sudáfrica, devoraba libros en la biblioteca con 10 años, llegó a EE.UU. sin nada, fundó: Paypal (su primera fortuna procede de allí), SpaceX (primera empresa privada que puso satélites en órbita), SolarCity (dedicada a la producción de energía solar), Hyperloop (que busca poner en funcionamiento trenes bala a 1.000 km/h)… entre otras muchas empresas e iniciativas. Es billionario, pero está empeñado en dilapidar su fortuna en proyectos que parecen ciencia ficción y que realmente empujan las barreras de la innovación existente. Como ejemplo, Tesla se basa en baterías que hacen que los coches sean todavía poco operativos en cuanto a velocidad de carga, autonomía y coste, como bien indica Richard Muller en el libro que mencioné previamente. Su respuesta a este reto ha sido crear megafábricas de baterías que procesan una cantidad ingente de litio. Muy recomendable este libro para conocer a un personaje peculiar, que raya la locura y la genialidad.

#27) La fiesta del Chivo, de Mario Vargas LLosa

Obra impactante que gira en torno a la dictadura de Trujillo en la República Dominicana. Excelentemente narrada, con un ritmo fantástico y una crudeza, en ocasiones, desgarradora. A pesar de haber leído libros de narcos, este me impactó aún más por la excelente descripción de las atrocidades que se comenten. Angustioso en ocasiones, es otro de los libros del año para mí.

#28) El viejo y el mar, de Ernest Hemingway

Maravilloso relato. He leído críticas en contra que no entiendo en absoluto. Con muy poco el autor consigue mucho, te mete en el libro de una forma sencillamente genial y, sin darte cuenta, eres partícipe de los anhelos, miedos y esperanzas del personaje principal. Aparentemente trivial, me tuvo en tensión gran parte del tiempo.

#29) La legión perdida, de Santiago Posteguillo

Tercera y última parte de la trilogía de Trajano. Conseguí un ejemplar firmado para un amigo en La Feria del Libro de Madrid. Mientras esperaba en la cola pude comprobar que había gente de toda condición, a un jubilado de 70 años le seguía una adolescente gótica esperando impaciente su firma y dedicatoria. Es meritorio ser capaz de llegar a tanta gente con novela histórica de un tema tan supuestamente manido como el imperio romano. El enfoque que le ha dado Posteguillo a estas historias ha sido un éxito rotundo. Si no conoces de dónde viene la expresión craso error, este libro te lo desvelará. Más de 1200 páginas que devoré en pocos días, donde se narran los últimos días de Trajano en una historia que abarca desde Roma a la China del siglo I. Una guinda ambiciosa y conseguida para la segunda trilogía.

#30) La noche en que Frankenstein leyó el Quijote, de Santiago Posteguillo

Ha sido el cuarto libro de Posteguillo en el que me he embarcado este año (en 2015 fueron otros 3) y estoy contento de haberlo hecho. Anécdotas, algunas poco conocidas, acerca de varios autores y libros notables de la historia de la literatura. Si quieres saber por qué Pérez Galdós no tiene un Premio Nobel, encontrarás la respuesta aquí. Un libro fácil de leer que a la vez hará que te apetezca leer algunos más.

#31) El libro de los amores ridículos, de Milan Kundera

Historias románticas divertidas situadas en la sociedad comunista de la Checoslovaquia posterior a la Segunda Guerra Mundial. Es una colección de relatos que critica las situaciones absurdas en las que los humanos nos ponemos, la seriedad con la que afrontamos ciertos problemas y lo ridículo que podemos llegar a ser. A esta crítica al ser humano se le une cierta crítica al sistema de su país, que granjeó sanciones y acabó con el exilio del autor.

Escribir este post me ha hecho recordar  los buenos ratos que estos libros me han hecho pasar en 2016. El año 2017 ha comenzado con Patria, de Fernando Aramburu (impresionante obra, muy recomendable) y espero que se mantenga el nivel.

 

 

Cambios en La Quiniela 2014

Screen Shot 2014-08-20 at 12.48.31La recaudación de La Quiniela de fútbol lleva ya unos años bajando claramente. Han surgido nuevas posibilidades de apuestas deportivas, más modernas e innovadoras. Además, en la parte online, La Quiniela no brillaba precisamente por estar al día.

Parece que algo ha cambiado y esta temporada La Quiniela comienza con más fuerza. Desde una presentación potente hasta un nuevo método para el Pleno al Quince. A partir de ahora, en este apartado, no sólo hay que adivinar qué equipo gana; también hay que adivinar cuántos goles va a marcar cada uno (0, 1, 2 ó más). Con esto habrá menos acertantes de la máxima categoría, pero los que haya cobrarán mucho más. A ver qué tal sale el experimento.

De momento, nosotros hemos preparado ya todo para la nueva temporada de quiniela en Quiniela15. ¡Comienza otra temporada apasionante!

Sobre Uber

uberEstuve en San Francisco justo cuando el fenómeno Uber saltó a España, concretamente a Barcelona. Los taxistas de la Ciudad Condal estallaron en cólera que manifestaron en una huelga, ampliamente secundada según ellos mismos. Es evidente que no habían entendido qué es Uber y que, haciendo la huelga, precisamente estaban favoreciendo el fenómeno. No sólo por el simple hecho de que los usuarios de taxi de Barcelona fueran optar ese mismo día por Uber como última alternativa. Estaban evidenciando que muchos hacen abuso de su posición monopolística. Que hacen y que han hecho.

Uber es una plataforma que hace uso de las posibilidades que brindan las nuevas tecnologías en dispositivos móviles y su difusión masiva. Cualquiera que tenga un coche se puede dar de alta y una vez admitido en la plataforma ofrecer si servicio de taxi. El móvil se convierte en un taxímetro, que además recibe las peticiones de servicio de los usuarios. Como usuario sólo hay que darse de alta, guardar tus datos de pago, y empezar a pedir servicio donde se necesite. Para solicitar un transporte sólo hay que indicar desde dónde se quiere ser recogido. Antes de solicitar el servicio tienes un estimado de tiempo de espera según los coches que hay fuera. Si pones el destino te hace un estimado del coste. Una vez solicitado el servicio se te informa de qué conductor, marca y color de coche va a venir a buscarte.

En San Francisco fui usuario asiduo de Uber. Lo probé una vez y funcionó tan extraordinariamente bien que ya lo usé todos los días. Las razones:

  • La mayoría de los conductores no son profesionales, pero tratan a sus pasajeros de forma impecable.  No encontrarás un conductor que no se esmere por darte un buen servicio, por no equivocarse de dirección, por no darte la brasa y por que estés cómodo en tu viaje. Puede influir en esto que al acabar la carrera tienes la posibilidad de hacer rating del servicio. Si te la han jugado sólo tienes que marcar un rating negativo o decir que has sido víctima de un abuso. Esto es procesado por la plataforma y evidentemente, si el conductor es un pieza, quedará fuera.
  • Las tarifas son más baratas que un taxi normal., y se encargan de bajarlas si es posible. Se encargan de hacerlo porque están compitiendo, no sólo con los Taxis tradicionales, también con sus competidores Lyft y Sidecar.
  • Hay mucha disponibilidad. Tuve que salir para ir a un evento al aire libre un Domingo a las 6 a.m. y el tiempo medio de espera eran 4 minutos, que así fueron. Cuando no hay disponibilidad suben las tarifas automáticamente para que haya más coches en la calle.
  • Es más seguro. Pese a que ha habido problemas, es algo que también pasa en el servicio de taxi tradicional. ¿Cómo podría un taxi de Uber cometer un delito, si está tan monitorizado? Podría, pero es fácil cazarle.
  • Categorías de servicios. Puedes elegir entre un conductor profesional, un servicio más barato ofrecido por conductores no profesionales o incluso un servicio de Taxi tradicional, desde la misma plataforma y aplicación. Sí, en San Francisco hay taxis tradicionales que se han unido a la plataforma.

No todo es un camino de rosas. Hay problemas claros y graves que Uber, o un modelo como el que propone, tiene que afrontar.

  • Es ilegal en la mayoría de los sitios. En España tienes que tener una licencia para poder transportar viajeros y tener un permiso de conducción específico. Por lo que he visto, parece ser que en otros sitios el trámite administrativo para conseguir esto es más sencillo y el mercado está liberalizado. Tanto es así que estados como California ya han sacado su propia ley que regula estos servicios. En tiempo récord.
  • Otra de las cosas que hay que observar es que los conductores tienen que tributar. Al no haber un marco jurídico que los regule no tienen tampoco posibilidad de hacerlo. Pero es evidente que producen renta y ésta tiene que pagar impuestos, como hace todo el mundo.
  • Los conductores tienen que estar regulados. Una cosa es que haya unas barreras duras como las actuales, otra es que no haya ninguna.
  • En muchas ciudades existen altos precios por conseguir una licencia. Los que han adquirido esa licencia lo ven lógicamente como un derecho a trabajar en exclusiva. Si bien el coste de la licencia fue de cero euros para los primeros que la consiguieron y se han enriquecido de forma quizá no justa. Aunque ahora la depreciación del valor de las licencias lo pagarían otros. En una inversión, es lo que viene a ser el riesgo de que cambie el marco regulatorio que protege o hace rentable tu activo.
  • Hay una responsabilidad importante de los conductores. Puede haber accidentes y otros problemas. Esto se puso de manifiesto cuando un conductor de Uber atropelló a una niña en San Francisco. La reacción del sistema de Uber a este problema de responsabilidad fue el de dotar a los conductores de un seguro.

La estrategia de Uber, aún sabiendo todos estos problemas es ir, implantarse, y ver qué pasa. Está ya presente en más de 100 ciudades, con problemas legales en muchas de ellas.

Está claro que el modelo que propone Uber tiene grandes obstáculos, que choca con el modelo actual de transporte en las ciudades, especialmente con el servicio de Taxi. Pero mejora de forma global esta experiencia, tanto para pasajeros como para conductores. Todo el mundo gana. La batalla para librarse de las barreras no será tan fácil como en California, pero parece de pura lógica que se acabará implantando de forma general de una forma u otra.

 

 

Proyectando. El caso Sacyr.

1140492156_5c28904104_nSe ha hablado mucho del proyecto Sacyr. Para los que no han estado pendientes de las noticias, el caso se resume en que ganaron el concurso de hacer la ampliación del  Canal de Panamá. Una vez iniciado, se percataron de que tendría que haber un sobrecoste que supone un 50% del proyecto, pidiendo unos 1.600 millones de dólares adicionales.

Si esto fuese cierto, es evidente que se la han colado al Gobierno de Panamá, pero bien. No sólo es responsable Sacyr, también el Gobierno de Panamá por no haber sabido abrir la licitación adecuadamente. No es de extrañar que una de las empresas que perdieron la licitación, Bechtel,  han entrado en cólera, advirtiendo que el importe por el que se adjudicó, “no daba ni para poner el hormigón”.

Si esto sucede en obras de ingeniería civil, un sector donde se llevan haciendo proyectos milenios, no podemos extrañarnos de que suceda en proyectos de software.  Desde Acilia Internet, contemplamos atónitos cómo licitaciones en las que participamos, se terminan adjudicando por un 50% (¡o menos!) de lo que se proyectaron. Y no sólo eso, los licitadores se jactan del precio conseguido. Algo que constatamos es que casi todos (por no decir todos) los proyectos que se contratan así terminan con altísimos sobrecostes o fracasando.

La responsabilidad en este caso tiene dos caras. La empresa adjudicataria puede o haber jugado sucio, o no haber sabido delimitar el proyecto, lo cual denotaría incompetencia. La empresa o entidad que contrata tiene una gran responsabilidad… no habiendo exigido las suficientes garantías técnicas. Es como si vamos mañana a ofrecernos a la NASA a hacer cohetes un 90% más barato, sin tener ni idea del asunto, y la NASA nos contrata. ¿Ridículo? Esto sucede todos los días en el mercado de contratación de proyectos de software.

htop Linux

htop linuxUna de las utilidades que antes instalo en un servidor, o un nuevo equipo con Linux es htop. No sólo permite una visualización más clara de los consumos de CPU (que hace por cada core del procesador), también  del consumo de memoria, de los nivelas de carga y de los procesos. Además es interactivo, pudiendo seleccionar y matar procesos desde la misma utilidad.

Es sorprendente que no sea más conocido. Además se instala en segundos en distintas distribuciones de Linux, para Ubuntu:

sudo apt-get install htop

Fedora o RedHat:

sudo yum -y install htop

Incluso en Mac, a través de macports:

sudo port install htop

Backup de Gmail en Gmail

Recientemente llegué al límite de tamaño de mi cuenta de Gmail que uso para el trabajo, a través de Google Apps. Hay varias maneras de encontrar emails pesados y poder borrarlos, por ejemplo, buscando emails de un determinado tamaño desde el cuadro de búsqueda de Gmail:

size:10m

Otra forma podría ser buscar archivos con un determinado tipo de archivo adjunto, por ejemplo vídeos con extensión wmv:

filename:wmv

gmail_size

Pero llega un momento en la vida de toda cuenta de email que se llega al límite sin mucho que que borrar, al menos sin que sea doloroso.

La primera opción y más lógica sería bajarse el correo or POP3 o IMAP y conservarlo localmente, liberando espacio en el servidor.  El principal problema es que esto puede tardar mucho, incluso con conexiones más o nenos rápidas. En mi caso, probando con varios clientes, y varios días, no pude bajarme el correo.

Hay otra forma mejor, a la que llegué por casualidad… hacer backups del correo de Gmail en otra cuenta de Gmail. Llegué a esta solución por la necesidad de acceder a mi correo de Google Apps desde Cuba. Google no permite el acceso a ciertos servicios como Google Apps, Google Adsense o Google Analytics desde países como Cuba por el embargo de Estados Unidos. Pero sí permite el acceso a Gmail… por lo que tuve que “volcar” el correo de Google Apps en una cuenta de Gmail para poder acceder. Sin quererlo, había logrado un backup.

Es decir, la cuenta en la que se hará el backup será cliente de la cuenta de Gmail principal que queremos resplandar. Para ello, hay que habilitar la posibilidad de acceder por POP a nuestra cuenta principal, algo sencillo desde “Settings” de nuestra cuenta. En la cuenta que alojará el rmail, configuraremos, también desde “Settings”, que lea el correo POP de esa cuenta principal, bajo la opción “Account Import”. Los parámetros de servidor serían:

Server: pop.gmail.com
Use SSL: Yes
Port: 995

¡Y listo! En unos días estarán las cuetnas sincronizadas. Cuando esté todo el correo, debemos desactivar de nuevo la sincronización POP y podremos borrar sin miedo el mail antiguo en nuestra cuenta principal.

Prestando P2P

En plena convulsión bancaria y después de un tiempo, me he decido a probar esto de los préstamos P2P como prestamista. Las redes P2P financieras no son más que una plataforma donde un grupo de usuarios (cualquiera puede unirse) presta a una serie de personas con necesidades de liquidez. Por el lado del receptor del crédito, es como si un grupo de personas accede a prestarle dinero. Todo esto, gestionado por la plataforma en cuestión.

Todo esto se inició, como tantos modelos en Internet, en un entorno anglosajón, pero no en EEUU como suele ser habitual, sino en UK. Aquí tienen buena implantación históricamente las Credit Unions o Cooperativas de Crédito, donde los miembros son además los dueños de la cooperativa. Entre seis de estas cooperativas fundaron Zopa en 2005, la primera web de préstamos entre personas.

Zopa intentó replicar el modelo en EEUU, pero no tuvo demasiado éxito, algo que aprovecharon Prosper y  TheLendingClub, allá por 2006. Llegaron a tener cierto nivel de transacciones y tuvieron que pasar por la Ley Bancaria de EEUU como cualquier institución financiera, llegando a suspender sus actividades hasta cumplir tal requisito.

Si quieres utilizar cualquiera de estas plataformas y no eres residente en uno de estos países, no vas a poder. En España ya lleva unos años operando, no sin dificultades, Comunitae, con una apariencia muy similar a TheLendingClub. Éste es uno de los sitios donde he probado.

Otra visión parecida es la de microcréditos, tipo Kiva. Un servicio que parece interesante enfocado a financiar proyectos a gente en dificultados en todo el mundo, y en el que la rentabilidad no es el objetivo. Se ha hablado mucho de ello, pero como dicen, lo mejor experimentar.

Veremos los resultados.

El Cielo del Sur

4862575541_4b701b41cb_mUna de las cosas a las que nunca había prestado atención es al cielo del hemisferio sur, distinto en mucho al que veo a menudo (siempre que salgo de la urbe de Madrid, donde es imposible) desde España.

Me abrió los ojos una excursión astronómica que hice en San Pedro de Atacama. Este lugar desértico, donde apenas llueve y por lo tanto la ausencia de nubes sucede en gran parte del año, donde no hay contaminación y donde los núcleos de población son escasos y distantes, es el lugar ideal para este tipo de observaciones. No en vano, fue el lugar elegido para establecer el observatorio ALMA, sin duda uno de los mejores sitios del planeta para la observación astronómica.

Desde San Pedro de Atacama hay una excursión astronómica francamente recomendable donde explican todo esto, de forma muy ilustrativa además. No soy aficionado a la astronomía y allí descubrí una serie de apuntes que me guardo:

  • Existen alrededor de 88 constelaciones, que no dejan de ser convenciones de agrupaciones de estrellas que se ven a simple vista.
  • Las estrellas se mueven a gran velocidad, pero no para el tiempo de vida humano. Las representaciones más antiguas es estrellas muestran el cielo tal y como es hoy en día.
  • Lo único que desde hace años se vió que cambiaba eran las llamadas “Estrellas Errantes”, que se movían a través de las 12 constelaciones zodiacales. Hoy sabemos que son los planetas del Sistema Solar, algunos de ellos casi no visibles por su cercanía al Sol, que percibimos en un mismo plano.
  • En el Hemisferio Norte utilizamos la Estrella Polar para determinar el Norte en horas nocturnas. En el Sur se calcula gracias a la “Cruz del Sur”, prolongando 4,5 veces una de las rectas imaginarias. Los ingleses lo calculaban además cruzando esa línea con otra que salía de la perpendicular de las estrellas “pointers”
  • Desde Plutón, el Sol se ve como una estrella más, apenas poco más intensa que otras.
  • A simple vista se pueden ver como 5.000 estrellas. Realmente se estima que existen varios trillones, un número tan absurdamente alto que las posibilidades de que haya Sistemas Solares similares a nuestro es tan alta que se da por hecho.
  • La sección de Vía Láctea que se ve desde el hemisferio sur es mucho más “lechosa” que desde el hemisferio norte. Hay algunas zonas “calvas” donde se dibuja una llama o una jirafa, dependiendo de la cultura que observaba. Se pensaba que una de esas zonas despobladas generaba la Nebulosa de Magallanes. Magallanes fue uno de los primeros hombres del hemisferio norte en ver la nebulosa que lleva su nombre, y pensaba que era un pedazo de vía láctea que se había caído. Realmente hay un hueco allí que encaja perfectamente.

Me imagino a los descubridores antiguos, en largas y solitarias noches frente al mar de estrellas, dibujando constelaciones y pensando en qué podía ser todo aquello, en tiempos en los que apenas se aceptaba que la tierra era redonda.

Stream en Directo desde la ISS

Alucino con lo que las telecomunicaciones nos hacen posible a veces. Este embed desde Ustream muestra una emisón desde la Estación Espacial Internacional (ISS) 24 horas.

De vez en cuando, se pueden escuchar las comunicaciones entre la tripulación y el control en tierra. Incluso parece que emiten algunas operaciones, no he visto ninguna. Lo que sí aparecen, en ocasiones, son imágenes impactantes de La Tierra.

Encuentro el ruido de radio de fondo, incluso cuando no hay comunicaciones, de lo más relajante.


Live video for mobile from Ustream

Vía:

Noticia en Menéame
Post en StarNeutron
Página original en Ustream